Bienestar: el camino hacia una vida más saludable

El camino hacia una vida más saludable no ocurre de la noche a la mañana. Es un viaje lento pero constante, con varias paradas donde ir incorporando uno a uno, hábitos nutricionales, de belleza, fitness, mindfulness, entendiendo por bienestar todo aquello que nos hace sentir bien. Sencillamente feliz.


Incorporar nuevos hábitos para cambiar nuestro estilo de vida no es tarea sencilla. Sin embargo, la clave está en querer cambiar y de ahí en adelante, iniciar el viaje, lento, continuo y de a poquito.

A continuación, les comparto las 5 paradas obligadas del viaje para comenzar a incorporar hábitos más sanos para llegar a destino:


1. Punto de partida - querer adoptar el bienestar como estilo de vida: antes de comenzar el viaje, es fundamental estar convencidos de querer un cambio. Más allá de ser tendencia, el ser saludable es una decisión que debemos tomar intrínsecamente. Aprender a mirarnos al espejo, sin temor, y amigarnos con nuestra imagen externa, es el puntapié inicial para comenzar el cambio desde adentro.


2. Primera parada - dedicarse tiempo a uno mismo: se trata de buscar micromomentos para nosotros. Iniciar el día con una pequeña meditación de 10 minutos, disfrutar de dos horas de yoga semanales, disponer de una hora semanal para hacer las compras y planificar una dieta equilibrada con los ingredientes frescos para toda la semana, dedicar 20 minutos al día para un momento de relax, baño de sales y esencias, limpieza facial, dormir 8 horas por día, ¿Cómo lograrlo? la respuesta es sencilla: planificando el día y la semana. A mi me funciona!


3. Segunda parada - cambiar la alimentación a una dieta saludable: es un proceso. Se logra con voluntad por el cambio. Error más común: ¨el lunes empiezo¨. Frase detestable y que a mi entender, es una simple excusa. Dicho ésto, no hace falta esperar al lunes para cambiar nuestra dieta. Beber dos litros de agua, eliminar bebidas azucaradas, reemplazarlas por jugos y licuados naturales ayudan a desintoxicar el organismo y consumir todos los nutrientes de la forma más rápida y colorida. Mezclen, jueguen con los colores, fusionen frutas y verduras. Recuerden que el mixer o licuadora todo está permitido. Incorporar semillas, brotes, hojas verdes. Combinar los platos con colores. Mitad verduras, mitad alguna proteína como carne, pollo o pescado ayudará a comer sano, rico y no pasar hambre. ¿Mi dieta? todo permitido! en su justa medida y balanceado, por supuesto.


4. Tercera Parada - encontrar una actividad física que nos divierta: caminata, yoga, aeróbico, running, zumba, danza aérea, pilates, watfit, tenis, saltar a la soga, podría nombrar infinidad de actividades que ponen nuestra cuerpo en movimiento sin martirizarnos. Lo importante es convertir la actividad en parte de una rutina que nos genere diversión. Solos o en compañía, al menos 3 veces por semana, 40 minutos al día, nos ayudará a sentirnos con huesos y músculos tonificados y una mente sana. Los cambios en el espejo serán los mejores amigos para mantener la constancia de nuestro cuerpo en movimiento.


5. Destino final - mantener el bienestar como estilo de vida: dejamos el punto más difícil para el final. Mantener los hábitos saludables adquiridos es el mayor de lo desafíos. Por eso siempre digo, comenzar de a poquito, poniendo metas cortas, alcanzables y medibles. Caso contrario, será imposible mantenernos en el camino hacia el bienestar.



#bienestar #wellness #pausa #elongacion #yoga #rutina #organizacion #prioridades #agendalaboral #tipssaludables #healthytips #cuidatusalud #rutinalaboral #habitossaludables











12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo