Prohibido no lucir una piel espléndida: en 5 simples pasos

Que no nos animemos a ir al spa o centro de estética no es excusa para no lucir una piel fresca, vital y luminosa. El cuidado facial comienza desde casa. Aquí les cuento la importancia de la higiene facial, cómo llevarla a cabo y los tips para lucir un rostro joven y descansado en 5 simples pasos.

Lo primero que me gustaría aclararles que cualquier tratamiento facial ya sea para evitar el paso del tiempo, para combatir el acné, eliminar manchas en la dermis, comienza con una correcta higiene facial. Incluso la aplicación de maquillaje, se comporta mejor con una limpieza facial previa. Dicho ésto, les cuento como armar una rutina en tan solo 5 pasos:


1. Limpiar el rostro: este primer paso es clave no solamente para remover el maquillaje, sino también para eliminar células muertas y toxinas que se acumulan en los poros y hacen que la piel pierda juventud, frescura y luminosidad. La limpieza debe aplicarse con un disco de algodón y una leche desmaquillante o algún producto purificador como un agua micelar en cara y cuello. Aplicar el producto con movimientos suaves y lentos hasta que el algodón se encuentre totalmente limpio. Este paso debe realizarse por las noches y por las mañanas aunque no estemos maquilladas.


2. Exfoliar la dermis: dependiendo del tipo de piel, les sugiero practicar la exfoliación 1 o 2 veces por semana y así eliminar por completo, las células muertas y permitir la generación de nuevas. Lo ideal es aplicar un exfoliante acorde al tipo de piel, sobre rostro y cuello, con suaves masajes en pequeños círculos, especialmente en nariz, pliegues de los labios y frente. Una vez finalizada la exfoliación, el producto puede ser retirado en forma manual, con agua tibia o bien con un paño muy suavemente para evitar irritación de la piel.


3. Aplicar una máscara: al igual que la exfoliación, suelo aplicarla 1 o 2 veces por semana. La elección de la máscara también dependerá del tipo de piel. Si bien hay varias en el mercado y de todos los precios, sugiero consultar a un esteticista o dermatólogo, cual es la que mejor se adecúa para tu piel.


Existen productos para armar la rutina para todo tipo de piel y para todos los bolsillos de excelente calidad. Lo importante es ser constantes en la aplicación para detectar los resultados de una correcta higiene facial.

4. Hidratar la piel: es el último paso de la rutina pero no por eso el menos importante. La elección de una buena crema hidratante, tanto para el día como para la noche, es esencial para devolver a la piel, la juventud, luminosidad y aspecto relajado. Si te estás preguntando si debemos aplicar cremas por la mañana y por la noche, la respuesta es sí. De día es fundamental proteger la piel de los agentes corrosivos que provocan daños irreparables con cremas que incluyan también protección solar. Incluso existen cremas que protegen contra la luz azul y del daño ocasionado por pasar varias horas frente a las pantallas de dispositivos tecnológicos (blue light block). Mientras que la crema de noche, nos ayuda a regenerar las células, entendiendo que la mayoría de los principios activos actúan mejor por la noche.


5. Beber agua: porque la belleza comienza de adentro hacia afuera, es fundamental beber agua diariamente (ideal 2 litros) para purificar nuestro organismo, eliminar toxinas y mejorar notoriamente el aspecto de la piel.




#higienefacial #limpiezafacial #rutinadebelleza #belleza #beauty #rutinafacial #tratamientofacial #desmaquillante #aguamicelar #juventud #antiarrugas #bluelightblock #germainedecapuccine #laprarie #estelauder








14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo