Home office: 5 tips para ser saludablemente eficientes

El confinamiento ha llevado a la mayoría de las personas a incursionar en el home office o teletrabajo. Esta práctica instaurada hace tiempo entre los profesionales independientes ha llegado para quedarse. La mayoría de las empresas jóvenes, han descubierto que esta modalidad no solamente disminuye costos operativos sino además, mejora la productividad de sus colaboradores. Sin embargo, para muchas personas aún es difícil adaptarse y lograr eficiencia en el trabajo sin descuidar la salud.

Para ser cien por ciento eficientes en las obligaciones laborales, debemos adoptar hábitos saludables ya que al encontrarnos sanos, física y mentalmente, estaremos más motivados, canalizaremos mejor nuestra energía y aumentaremos proporcionalmente nuestra productividad.


A continuación, comparto 5 tips para lograr hábitos saludables en el teletrabajo y seguir siendo eficientes:


1. Asigna un lugar específico de la casa para ¨tu oficina¨: es importante mantener separada la zona donde trabajas. Busca un lugar donde puedas estar tranquilo para lograr una mayor concentración. Mantén el espacio limpio, ordenado y libre de toda contaminación visual que pudiera distraerte. La silla es la pieza clave en este espacio ya que permanecerás mucho tiempo sentado y una silla ergonómica cuidará tus cervicales y evitará dolores de cuello, cabeza y espalda causados por la mala postura. La iluminación cumple un rol fundamental. Luz natural de preferencia, aunque una luz blanca o azulada también ayuda a evitar fatiga ocular, cansancio y dolores de cabeza.


2. Establece una rutina de trabajo: fija los horarios tal cual si asistieras a la oficina. Cuidado con pasar más de 12 horas delante de la computadora, error muy común de principiantes que termina en agotamiento físico y mental o disminución de la productividad. En el caso de trabajar por la mañana, levántate 1 hora antes de comenzar, realiza una breve meditación de 10 minutos, dúchate desayuna y vístete como para ir a la oficina. Es importante no comenzar a trabajar en pijamas! Respeta las pausas y las comidas. Evita almorzar al lado de la computadora. Toma tu hora de almuerzo, aprovecha para caminar y distraer la mente. Finaliza en el horario que terminarías tus tareas de oficina.


3. Respeta la agenda de trabajo: es importante llevar una agenda con citas, llamadas, reuniones y deadlines para organizar tu día. No asistir presencialmente a la oficina no significa que debes permanecer trabajando 24/7. Este es uno de los puntos más difíciles de lograr. La clave es establecer prioridades. La organización te ayudará a maximizar tiempos. Asigna un tiempo específico a cada tarea y respeta el calendario laboral. No desvíes tu atención con otros temas o mensajes fuera de agenda. Para ser productivo se requiere de concentración y para ello, es esencial focalizar en tareas específicas, comenzarlas y terminarlas, antes de continuar con otra o responder mails, llamados o mensajes. Asigna un tiempo específico para ésto dentro de la agenda.


4. Camina, respira y elonga durante el horario de trabajo: el no salir de casa para ir a trabajar, nos convierte en más sedentarios. Pasamos mucho tiempo en la silla y sin darnos cuenta, cuando nos queremos parar, sentimos contracturas, calambres, dolor de cabeza y el síndrome de las piernas dormidas. Para evitar dichas dolencias, camina durante las pausas, eloga las piernas, estírate hacia arriba, mueve el cuello despacio diciendo que no con la cabeza. Y fundamental, no te olvides de respirar conscientemente. Practica alguna postura de yoga para elongar o algún pranayama (esto es una técnica de control de la respiración que ayudará a mejorar la concentración. Existen infinidad de prácticas guiadas en YouTube)


5. Realiza actividad física antes o después de la jornada laboral: ejercítate al menos 3 veces por semana. Antes o después de iniciar tu jornada laboral. Practica alguna actividad física, de ser posible al aire libre o simplemente sal a correr o caminar. Es importante la práctica de deportes no solamente para alcanzar el bienestar físico sino para mejorar el equilibrio mental, combatir el estrés, disminuir la ansiedad y renovar energías, especialmente luego de haber pasado tantos meses confinados. Les dejo a continuación, una práctica de yoga específica para teletrabajo. No importante si nunca han practicado esta disciplina, es para todos los niveles y muy recomendada.



#teletrabajo #homeoffice #trabajo #working #pausa #elongacion #yoga #rutina #organizacion #prioridades #agendalaboral #tipssaludables #healthytips #cuidatusalud #rutinalaboral #habitossaludables











9 vistas0 comentarios

Subscribe to My Newsletter

© 2020 by Romi Nicolino. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now