Diseño del Spa: la correcta planificación de los espacios

La planificación, diseño, distribución de los espacios, asignación de metros cuadrados y construcción del spa, es un proceso complejo que involucra a un equipo multidisciplinario, de arquitectos, interioristas, project managers y consultores de spa. Ya sea que se trate de un spa de un hotel o independiente, de su correcta planificación dependerá su éxito o fracaso.


La competitividad del spa depende de varios factores. Uno de ellos es definir, desde su planificación, la superficie adecuada dentro del programa de áreas del hotel.

En ocasiones, encontramos spas demasiado pequeños para la cantidad de huéspedes del hotel o grandes instalaciones para pequeños hoteles, lo que dificulta su correcta operación y alcanzar la rentabilidad deseada. Por tal motivo, es clave optimizar la planificación del spa en pos de los ingresos.


Para determinar la superficie adecuada para construir el spa del hotel, es importante analizar una serie de factores:

  • Ubicación del spa (hotel urbano, de destino, resort)

  • Cantidad de habitaciones del hotel

  • Segmento de demanda del hotel (ocio, negocios, etc)

  • ¿El spa será exclusivo para huéspedes del hotel o recibirá clientes externos?

  • El plan comercial incluye un Programa de Membresías?

  • Aspectos normativos del lugar donde se encontrará emplazado el spa.

  • Si se trata de un spa perteneciente a un hotel de cadena, los estándares de construcción especificados por dicha cadena

Otro cálculo matemático que suele funcionar a la hora de determinar la superficie adecuada para cada spa, es estimar su máxima ocupación y asignar un mínimo de 15m por persona por turno en las áreas comunes. Por ejemplo, un hotel de 100 habitaciones, en su máxima ocupación, podría albergar en base doble a 200 huéspedes. Si el spa opera 12 horas al día, podría realizar en 720 minutos disponibles, circuitos hídricos de 90 minutos distribuidos en 8 turnos, pudiendo recibir 25 huéspedes por turno. Si asignamos un mínimo de 15m2 por huésped, un spa acorde rondaría los 375m2 (25x15).


Ahora bien, una vez definida la superficie del spa, el desafío consiste en distribuir los metros cuadrados de tal manera que se alcance la rentabilidad.

Dentro de las instalaciones, se debe pensar en dos áreas fundamentales:

  1. Áreas comunes (Recepción, vestuarios, piscinas, zona de relax, saunas, baño a vapor, etc.) asignando aproximadamente un 40% del espacio total.

  2. Áreas Privadas (Spa suites) asignando aproximadamente un 60% del espacio por ser justamente el mayor centro de facturación del spa.


Para los saunas, se sugiere garantizar un área mínima de 1,20m2 por persona o bien estimar un 1% de la superficie total del spa. Mientras que para el baño a vapor se reserva aproximadamente un 3% de la superficie del spa.


En el caso de las duchas, se establece un mínimo de 0,90m x 0,90m, aunque si se trata de duchas especiales (escocesa, de sensaciones, etc) se sugiere asignar un box mayor.


La piscina lúdica o vitality pool representa el corazón del spa y la mayoría que acceden al spa, realizan el circuito hídrico. Dicho esto, el tamaño de la piscina dependerá del espacio disponible para su construcción y de la cantidad de huéspedes estimada por turno por circuito hídrico.


Las salas de tratamientos son sin dudas, el punto de mayor facturación del spa ya que es allí donde se realizan la mayoría de los tratamientos y por ende, se obtiene la mayor cantidad de ingresos económicos para el sector. Por tal motivo, su diseño y correcta distribución es clave para el confort del cliente y la comodidad operativa del terapeuta. Un punto a considerar, es la volatilidad que deben tener las salas en materia de funcionalidad y en brindar la posibilidad de realizar tratamientos en base single o doble. Para las salas, se sugiere partir de los 9m2 como mínimo.


El área del back of house es un importante punto a considerar en los planos para ubicar salas de máquinas, office para el personal, depósitos, etc, estimándose en un 12% aproximado de la superficie total del spa.


La altura de los espacios dentro del spa es un dato no menor. Siguiendo lineamientos internacionales, es recomendable contar con 2,70m en espacios de presencia contínua y con un mínimo de 2,40m para espacios utilizados para servicios sanitarios, por ejemplo.


Cabe aclarar que cada caso merece un análisis particular, ya que no existe un spa igual al otro, ni siquiera los que pertenecen al mismo grupo o cadena hotelera ya que como mencionamos al principio, son varios los factores que deben involucrarse antes de definir el correcto programa de áreas para el spa.



Lic. Romina F. Nicolino

Directora de Innovación + Estrategia

AQUA Spa Consulting

www.aquaspaconsulting.com

aquaspaconsulting@gmail.com


#aquaspaconsulting #spabusiness #spas #spa #luxuryspas #hotels #luxuryhotels #asesoriadespas #consultoriadespas #rentabilidaddelspa #spaconnectors #relax #wellness #construcciondespas #diseñodespas #arquitecturadespas #rentabilidad #negociohotelero #industriadelbienestar #spatreatments #sparetreats #wellnessretreats #spa #wellness #diseñodespas #construcciondespas #superficiedelspa #areaprogramdelspa #programadeareasdelspa #hoteles #hotels #luxuryspas #superficiedespas #equipamientodespas #piscinas #saunas #bañoavapor #relaxarea #spasuites #salasdetratamientos #centrosdeestetica




30 vistas0 comentarios

Subscribe to My Newsletter

© 2020 by Romi Nicolino. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now