Abdomen plano: mis 5 tips para mantenerse en forma



Mantener un abdomen plano no es cuestión de reducir la ingesta en calorías en forma severa ni pasar 8 horas en el gym. Se pueden obtener excelentes resultados, llevando una dieta equilibrada y con una pequeña rutina de actividad física que permita además, de mejorar nuestro aspecto exterior, liberar tensiones y alcanzar un bienestar intengral, físico y mental.


Recuerden que no soy nutricionista ni profesora de educación física, todo lo que les comparto en las páginas de mi blog, son simplemente tips que he estado practicando por años y me ayudan a sentirme mejor.



Los 5 tips que me ayudan a mantenerme en forma, los practico diariamente y en forma consciente:


1. La palabra mágica es Agua

Nuestro cuerpo está conformado por un 70% de agua, y por ello es necesario, mantener los niveles de hidratación a diario. La palabra mágica es agua. Adiós al gas y los químicos que solamente provocarán un efecto de hinchazón en el abdomen. ¿Infusiones? ayudan, pero no suman! Yo misma soy una fanática del té verde, por ejemplo, ya más adelante, les compartiré un posteo sobre sus beneficios. Pero las infusiones, ni ninguna otra bebida reemplazan los dos litros diarios mínimos que nuestro cuerpo necesita para hidratarse, ayudar a la digestión y eliminar las toxinas de nuestro organismo. Controla la cantidad de vasos que bebes por día. A mi ayuda, comenzar con un vaso en ayunas para limpiar mi organismo y prepararlo para la ingesta de alimentos. Luego durante el día, intento beber un vaso de agua a cada hora.


2. El secreto es mantener una dieta equilibrada

Un abdomen plano no es sinónimo de ¨no comer¨, sino de mantener una alimentación saludable durante todo el día. Para comenzar, el desayuno es la primer fuente de energía que recibe nuestro organismo y debe ser lo suficientemente suculento para activar la máquina de nuestro cuerpo luego de 8/10 horas de ayuno. En mi caso, trato de combinar frutas frescas como naranjas, kiwis, bananas o frutillas, yogurt y una porción de granola, ya que aporta fibras, ayuda a combatir el colesterol, controla los niveles de azúcar en sangre y no aporta grasas. De ahí en adelante, respeto todas las comidas y evito el picoteo entre horas. En las comidas, como de todo en porciones razonables y juego con los colores en el plato: carne, pollo, pescado complementado por verduras crudas o cocidas y legumbres. ¿El dulce? ¡me encanta! y jamás me acuesto sin saborear un pedacito de chocolate!.


3. Cada comida es un ritual

Es difícil porque vivimos a 200 voltios diarios, pero es importante, tomarse el tiempo necesario para cada comida. Desayuno, almuerzo, merienda y cena, cuatro rituales donde sugiero desconectarse del mundo real y disfrutar de las comidas como lo hacían los romanos! Tomemos cada comida como un manjar y disfrutemos. No tomemos la alimentación como algo mecánico, sino con conciencia de cada bocado, masticando lentamente, ya que ayudará a mejorar la digestión, evitando la hinchazón, además de brindar una mayor sensación de saciedad.


4. ¿Abdominales? un mal necesario

Los abdominales son un mal necesario para mantener el abdomen plano. Pero no deben ser una tortura! Una pequeña rutina diaria de 8 minutos puede ayudar a reducir y tonificar el abdomen. A los tradicionales, se suma la plancha, la forma más rápida de tonificar, colocándose en el suelo boca abajo, apoyando los antebrazos y las puntas de los pies y manteniendo el cuerpo rígido, con la cabeza alineada con la columna vertebral. De esta manera, además se fortacelen, los glúteos y caderas. ¿Mi último descubrimiento? Los hipopresivos: fortalecen el suelo pélvico mientras tonifican la musculatura interior. Los abdominales clásicos activan la musculatura de forma 'activa', es decir, el músculo se contrae para fortalecerse. En el caso de los hipopresivos, a través de las posturas y respiración, la musculatura se activa de forma automática. Prometo ampliar en otro post. Y para el final, la buena noticia! Si no logras cumplir con la rutina de abdominales, realiza cualquier actividad física que te haga feliz por 30 minutos diarios, incluso una buena caminata al aire libre o una clase de yoga, también son bienvenidas.


5. La frutilla del postre: duerme 8 horas

El descanso es fundamental para mantener un estado saludable. La cantidad de horas de sueño afecta al metabolismo ya que cuando no dormimos el tiempo suficiente, el cuerpo libera las hormonas de apetito y provocan que tengamos la necesidad de ingerir mayor cantidad de alimentos, por sentirnos hambrientos. Como verán, no todo se trata de realizar actividad física para sentirnos saludables, el descanso también es fundamental para regular el equilibrio hormonal y mantener un correcto balance físico y emocional.


#abdomenplano #alimentacionsaludable #abdominiles #agua #hidratacion #bienestar #wellness #dormir8horas #beberagua #dietaequilibrada #yogurt #granola #frutas #jugos #fibras #actividadfisica #equilibrioemocional #yoga #plancha #caminata #sentirsebien #puravida #rominanicolinowellness





14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Subscribe to My Newsletter

© 2020 by Romi Nicolino. Proudly created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now